Rolando Becerra Dot Com

Your source for the most unique perspective on news, politics, culture, sports and music from the US and Latin America

Un Plan. (Para una reforma migratoria.)

Mon, 01/28/2013 - 17:49 -- rolando

 

Un Plan.

 

Tarde o temprano alguien tendrá que hacer algo sobre el problema de la inmigración y los indocumentados . Pero hablemos claro. La solución no está en darle residencia a millones de personas. La solución no es levantar una muralla, electrizarla y enviar tropas a la frontera. La solución tampoco está en politizar el asunto,  mentar algunas madres y culpar a Bush de esto también

El problema de todo esto es que todos andan buscando una solución política que pueda satisfacer a todos y que le permita a cada congresista y a cada senador cantar victoria y decirle a sus votantes que ganaron. Eso es imposible.

Para empezar, este problema no puede ser solucionado de esa manera. Es mas, eventualmente cuando algo ocurra, la mayoría quedará insatisfecha con el resultado.

El presidente, quien quiera que sea y no importa el partido, tendrá que tomar decisiones  e implementar medidas que sus simpatizantes rechazarán. El Congreso adoptará legislación que será denunciada por muchos.

Sin embargo, si quieren arreglar el problema, tienen que tener la voluntad de hacer su trabajo. No pueden simplemente quedarse de brazos cruzados pensando y esperando que el problema desaparezca porque no va a desaparecer. Tampoco pueden dedicarse a solo concentrarse en sus campañas de reelección.

Y definitivamente no podemos continuar permitiendo que sigan ingresandp al país mas y mas personas ilegalmente. O en el caso de ingresar legalmente, no podemos permiir que permanezcan en el país mas alla de la fecha limite de sus permisos. Nuestras leyes y nuestra soberanía no son adornos.

Y no vamos a deportar a millones. Y no vamos a convencer a millones que se auto-deporten.

Y no debemos conntinuar permitiendo que mujeres indocumentados sigan pariendo bebes ciudadanos de Estados Unidos.

Y no podemos permitir que sigan siendo explotados millones de personas que en su mayoría lo único que desean es una oportunidad para una mejor vida.

Y no es muy aconsejable que sigamos incrementando el número de personas pobres para el futuro de  nuestro país. Lamentablemente la mayoría de estas familias de indocumentados siempre estarán por debajo de la linea de la pobreza.

Como pueden ver, los problemas relacionados al problema de inmigración son multiples. Las consecuencias son todas negativas.

No es mi intención señalar a un partido o al otro; a un político ni otro. Ningún partido, ningún politico tiene propuestas. Nadie ha presentado alguna legislación que pueda ser aprobada. La presentan o la sugieren (porque realmente nadie ha presentado una propuesta formal) sabiendo que se trata de un plan partidista que sera rechazado para entonces usar el rechazo como herramienta y criticar al otro partido o politico. Les digo, no hay voluntad; no hay interés.

¿Y entonces?

Pues háganme Rey y resuelvo el problema. En serio. Yo tengo la solución. Y, ¿saben que? Es facil. Y no nos cuesta ni un centavo de los impuestos. No los voy a tener en suspenso ni un instante mas.

La frontera entre Estados Unidos y México tiene 1,969 millas de largo. Va desde Brownsville/Matamoros hasta San Diego/Tijuana. Texas-New Mexico-Arizona-California. Atraviesa pueblos pequeños y ciudades grandes. Desiertos inhóspitos y peligrosos y zonas montañosas.

A lo largo de esas casi 2,000 millas hay cruces legales y hay cruces ilegales. Millones de personas cruzan anualmente, legal e ilegalmente.  Hay casi 50 puntos de cruce fronterizo. Yo propongo que se agreguen 50 mas para tener por lo menos 100.

La Cámara de Comercio Nacional de Estados Unidos (The U.S. Chamber of Commerce) es una influyente asociación de industrias, empresas, inversionistas  y negocios de todo tipo que promueve medidas para mejorar la economía de Estados Unidos mediante la inversión y la expansión. Esta organización se opone vehemente a las recientes leyes estatales que pretenden solucionar el problema migratorio haciendole la vida imposible a trabajadores indocumentados y a las empresas que los contratan.

Igualmente, las Cámaras locales y estatales también protestan contra estas medidas. Asociaciones de colonos y agricultores señalan que están perdiendo cosechas y fortunas porque no tienen empleados.

Fábricas y factorías de diversos productos se quejan también.

Pues esas Cámaras y esas asociaciones y esas fábricas felizmente invertirían dinero y enviarían representantes a esos puntos de cruces a lo largo de la frontera para aceptar solicitudes de trabajo según las necesidades de cada industria. Esos representantes se encargarían de procesar la solicitud de empleo y personal del gobierno se encargaría de la parte oficial. Eso es asegurar que la persona que pide ingreso es quien dice que es y que se pueda determinar su identidad y su expediente. El Gobierno Mexicano, que protesta mucho y no hace nada a favor de su gente, tendría la responsabilidad de proporcionar información legítima de cada solicitante. Al Gobierno Mexicano le conviene.  Las remesas de los Mexicanos en Estados Unidos representan billones de dólares para la economía de Mexico. Ademas, el Gobierno Mexicano tendría menos Mexicanos a quienes atender.

A propósito, el sueldo de los funcionarios del Gobierno de Estados Unidos lo pagarían esas empresas que tan interesadas están en que no se deporten indocumentados. Y las Cámaras y demas asociaciones también tendrían que pagar cuotas. Todo esto también facilitaría que la vigilancia por parte de las autoridades sea mas eficiente porque solo tendrían que hacer eso: vigilar.

Por supuesto que todo esto se aplica a gente de todas partes del mundo que usen los cruces entre México y Estados Unidos. Pero la frontera es responsabilidad de estos dos paises solamente. Si gente de otros paises se aparecen en la frontera sin la debida autorización, ese problema es de México. Y, supongo, de los consulados de esos paises en México.

La meta es eliminar (o al menos reducir al mínimo) la inmigración ilegal.

Y ya se que algunos de ustedes lectores estan preguntando, ¿y como se maneja eso? Pues, facil.

Ya expliqué que las empresas privadas y sus respectivas asociaciones y las distintas cámaras de comercio se encargarían de aportar personal y correr con los gastos; les conviene. Y, creanme, lo harían con gusto. Y esto generaría empleos. Es bueno para la economía.

 

Es importante aclarar algo antes de proseguir. Este plan funciona. No hay la menor duda. Pero se requiere honestidad y esfuerzo. No se puede tratar como otra agencia del gobierno ofreciendo un programa de ayuda social. No puede terminar siendo otra burocracía mas. Los principales funcionarios responsables del programa deben ser del sector privado.

 

A lo largo de la frontera en esas cien o mas “estaciones” de ingreso, se procesarán las solicitudes de visas de los interesados. El gobierno mexicano tendría la responsabilidad adicional de informar de forma masiva la disponibilidad de empleos en Estados Unidos. Por supuesto que habrá un limite específico. Los empleados de las Cáamaras de Comercio, de las Asociaciones, y de las diversas compañías interesadas tendrán la responsabilidad de informarle al gobierno mexicano de sus necesidades laborales. Y estos permisos de trabajo no son para quedarse permanentemente en Estados Unidos. Estos permisos son una especie de contrato por un tiempo definido. Estos trabajadores deben permanecer en el empleo obtenido, no pueden dejarlo. La compañia para la que trabajan pueden solicitar su permanencia si lo desean. Pero todo tiene su proceso.

 

En cuanto a personas de otros paises, se manejará a traves de los consulados. Cada consulado de Estados Unidos tendrá un número específico de visas para trabajadores. Pero, seamos realistas, la mayoría de los trabajadores indocumentados en Estados Unidos son de México. Y el propósito es eliminar o al menos reducir considerablemente el número de indocumentados ya en el país y controlar el ingreso clandestino. Si gente de otros paises se quejan o si otros gobiernos protestan de trato preferencial o favoritismo, pues lo siento.

 

Las agencias de ley como the Border Patrol y ICE y todas las demás, incluyendo agentes locales, estatales, la Guardia Nacional se dedicarían exclusivamente a vigilar exhaustivamente toda la frontera para asegurar que nadie pueda entrar ilegalmente. Esto es relativamante facil de lograr.

 

Una vez asegurada la frontera y el proceso de ingreso legal establecido, entonces nos enfocamos en los que ya estan aquí. Y para empezar les digo que yo no creo eso de los 12 millones. No se cuantos indocumentados viven en Estados Unidos pero no son tantos.  Eso de los 12 millones es una cifra inventada por los politicos para impresionar y demonizar.

 

En cada estado se crearían Centros de Procesamiento. La función de estos centros es determiner quien se queda y quien se va. No pretendamos que podemos deportar a millones de personas. No pretendamos que moralmente podemos separar familias y causar dolor en gente inocente. Y menos pretendamos que la mayoría se autodeportará. Por lo tanto se requiere un proceso ordenado.

Estos centros seran manejados por el gobierno. Es inevitable. Esto si nos costará nuestros impuestos. Pero, ni modo. Algo tiene que costarnos. Para aliviar el gasto, sin embargo, se utilizaría personal de otras agencias del gobierno que tienen empleados de mas.  Por lo tanto, al final de dia nos ahorramos dinero al reducir el tamaño del gobierno.

 

¿Y, como es ese proceso? Muy sencillo. Existen dos tipos de indocumentados: Los que califican para quedarse y los que no califican. Se anuncia por todos los medios de forma masiva que los indocumentados tienen 60 dias para presentarse en uno de estos centros o serán perseguidos y deportados sin tener jamás el privilegio de algún dia regresar legalmente. Seguro estoy que los buenos se presentarán y los malos no. Y se ofreceran garantías, no habrá trucos o engaños.

 

A los que se presenten a los centros y se sometan al proceso se les permitirá vivir y trabajar legalmente mientras se determina si califican o no. Si tienen expediente criminal no califican. Y por expediente criminal me refiero a crimenes graves, felonías. Errores los cometemos todos. Mi plan no es tan rígido o severo.

 

Aquellos que califican no reciben una residencia permanente tampoco. Reciben un nuevo status de “inmigrante-trabajador legal” (Legal Immigrant Worker).  Este permiso sera bueno por tres años. Al final de esos tres años el immigrante podrá solicitar su residencia legal permanente.  Consideren esto como una libertad condicional, en probatoria. Cualquier violación a esas condiciones resultará en deportación inmediata. Se tienen que portar bien, y punto.

 

Los Centros estarán estrategicamente localizados por todo el país. En ciudades y en pueblos y en zonas rurales. Pero, una vez resuelto el problema, estos centros seran eliminados. Y el problema tiene que ser resuelto; no podemos continuar como estamos. Y al eliminar esos centros, se reduce el gobierno y se reduce el gasto. Y los solicitantes tendrán que pagar una cuota razonable para el proceso. Pero no sera abusiva la cuota ni se permitirá abogados intermedios.

 

Este proyecto tiene múltiples objetivos. Evitar que sigan llegando personas sin el debido permiso; poner fin a la explotación; eliminar el tráfico humano y la violación a los derechos humanos de esta gente; regularizar a millones de personas trabajadoras, decentes, honradas; poner fin a la separación de familias. Todo se puede lograr si existe la voluntad y la predisposición.  Y los que mas tienen que mostrarlo son los politicos. Esto no puede caer en eso del partidismo. Esto no se trata de algo republican o demócrata. Esto es sentido común. Tampoco se puede permitir que se convierta en bonanza de abogados o de “organizaciones” de defensa de inmigrantes. No se puede politizar, y punto.

 

Ahora, en relacion a famoso Dream Act. Yo no soy tan generoso como algunos que estan ofreciendo virtualmente la ciudadanía a estos supuestos soñadores. ¡No! He aqui mi propuesta para estos jovenes.

Tienen que haber sido traídos cuando aun no habían cumplido los 10 años. Deben estar en la escuela o haberse graduado y no haber cumplido aun los 25 años de edad. Deben ser gente de buena conducta. Nada de pandillas o uso de drogas. Estos jovenes deben ademas tener algo de vida familiar. Algo que muestre la calidad de ser humano que son.

 

Otro aspecto de mi propuesta son aquellos familiares que han sido reclamados y permanecen en sus paises esperando la notificación que a veces tarda años en llegar. Esos que estan haciendo las cosas como Dios manda y sometiendose al proceso burocrático tendrán una resolución inmediata. Si califican, su visa sera emitida de inmediato. Ya bastante han esperado y sus familiares aqui en Estados Unidos han tenido la paciencia y el civismo de hacer las cosas correctamente.

 

Basicamente mi propuesta busca eliminar la porquería y darle una verdadera oportunidad a la gente buena que lo merece. Lamentablemente mi propuesta no ha recibido apoyo alguno de la gente a quien le compete apoyarla. Ningún politico a quienes se la he enviado ni siquiera se ha molestado de reconocer que la recibieron. Mucho menos se han molestado en leerla. De las pocas personas que han leido parte de la propuesta, algunas dicen que es muy dura; que excluye a muchos. Otros dicen que es practicamente una amnistía. Pues yo opino que no es dura y no es amnistía. Es la mejor propuesta que se ha presentado. Es mas, es la única propuesta que se ha presentado.

 

¿Saben ustedes de alguna otra?