Rolando Becerra Dot Com

Your source for the most unique perspective on news, politics, culture, sports and music from the US and Latin America

Mi Historia en Univision.

Fri, 01/04/2013 - 15:20 -- rolando

 

Algunos, espero, quieren saber la razón por la cual me separé (o me separaron) de Univisión. Pues realmente no es muy sencillo de explicar. Podría decirse que me despidieron. O podría decirse que llegamos a un acuerdo de un retiro no muy voluntario. Un dia a mediados del mes de Mayo me convocaron a una junta y me informaron que la compañía había decidido crear una nueva cadena de radio y eso eliminaba mi programa y mi permanencia en la empresa. Me dijeron que realmente no podían mantenerme en la nómina con un salario alto y sin nada que hacer. Mi ultimo dia sería el 15 de Junio. Asi de facil. 18 años y medio de buen trabajo y no hay espacio para mi en la nueva cadena.

 

Por supuesto, me ofrecieron una buena cantidad de dinero como incentivo para aceptar sin mucha inconveniencia la separación y garantizando que no demandara a Univision. Como quiera que se analize fue un despido. Pero, a mis 63 años de edad, Univisión lo ve mas como un retiro que otra cosa. Univisión, además del dinero, me ofreció una fiesta de despedida. (Fiesta que todavía estoy esperando…sentado.)

 

También se puede analizar de otra manera. Yo me había convertido en alguien muy incómodo y desagradable para Univisión. No importa que mi trabajo y rendimiento continúara en un nivel excelente. Comprendan que no es buen trabajo lo que Univisión quiere. Univisión recompensa a quienes se someten a las imposiciones de la empresa. Univisión no quiere empleados con opiniones como las mías. Una persona como yo, tarde o temprano, se enfrenta a la realidad.

 

Univisión quiere proyectarse como la voz y el faro de los “hispanos” en Estados Unidos. Univision necesita promover el concepto de minoría. Y yo nunca he sido ni seré hispano, latino o minoría. Hay muchos que no entienden eso y hasta lo critican. Eso de no ser “hispano” y especialmente trabajando en un medio de comunicación en español. Pero esas críticas me han sido siempre irrelevante. Yo estoy muy seguro de mi mismo. Algunos confunden eso con arrogancia. Pero, creanme, no lo es. Pero volvamos a Univision y mi separación.

 

Pareciera que Univision es parte de ese esfuerzo de “transformación” del que tanto se habla. Y lo esta logrando. Estados Unidos, mi país, ya es otro. Estados Unidos se esta convirtiendo en una nación culturalmente tercermundista. Miren a su alrededor. La evidencia es clara y Univisión la proyecta y la promueve. Y se nutre de eso. Es su alimento. Y se enorgullese de eso. Pero se trata solo de generar ingresos para la compañía. Eso puede mas que el orgullo.

 

Univisión ya ni tan siquiera oculta la porqueria de programación que ofrece. Y tampoco oculta a la audiencia que busca. Ya Univisión no se preocupa. Ya logró su objetivo. Y ese objetivo es generar ganancias para la empresa y sus mas altos ejecutivos. Y en un futuro no muy lejano Univisión sera un imperio aun mas grande de lo que ya es. (Pero un imperio que cambiará de dueño otra vez. Y en esta ocasión el dueño sera Televisa.)

 

Yo pude haberme beneficiado de todo esto. Yo pude haber hecho el esfuerzo de caerle bien a personas claves. Como lo hacen muchos. Pero tendría que haber comprometido mis princípios e integridad. Y, me perdonan, pero no hay dinero que compre eso. Tambien pude haber besado algunas nalgas. Me perdonan tambien esa, pero a mi nunca me ha gustado ese sabor. Mi paladar es muy elitista.

 

Univisión jamas me hubiera incluido en su cadena nacional. Yo soy un feroz crítico de Barack Obama. Es mas, no creo que exista alguien que se oponga a ese sujeto indeseable mas que yo. Univisión prefiere a gente como Fernando Espuelas, que no esconde su simpatía hacia el presidente y su oposición a Romney y los republicanos. Esa misma oposición que yo tengo hacia Obama. Claro, hay mas diferencias entre Espuelas y yo. Espuelas es blando;  yo soy una bestia. Espuelas prefiere a los demócratas y rechaza a los republicanos; yo detesto a los dos. Espuelas (y Univisión) quieren destruir al concepto del Tea Party y a gente como Marco Rubio; yo apoyo el concepto del Tea Party y confieso que encuentro a Rubio muy interesante. Univisión lo destruirá politicamente, o al menos lo intentará. Yo creo que yo lo promovería. Espuelas tiene una agenda social y política. Yo lo único que he querido siempre es entretener al público.

 

Univisión también prefiere la mediocridad. Es mas facil reemplazar mediocres cuando sea necesario sin causar daño a la programación y la empresa. No tiene riesgo alguno quitar a un mediocre y poner otro. Otro factor son los favorecidos de Univisión. Esos que ven sombras; esos que si temen que otros no sean mediocres. Cualquiera de nosotros que pudiera brillar, que pudiera demostrar algo de inteligencia y talento si corre riesgos. Los mediocres se aseguran que esos de nosotros no tengamos futuro en la empresa. Espuelas y la Helen Aguirre bajo ninguna circumstancia pueden permitir que alguien como yo tenga espacio en esa nueva cadena de Univisión America. Yo si llamaría la atención y probablemente generaría algo de audiencia. 

 

Además, Univisión es la cadena de Piolín y Luis Ramirez y El Gordo de Molina y Don Francisco y Barbara Bermudo y Jorge Ramos y Maria Elena Salinas y Fiore y el tal alcalde y muchos mas. Y, ahora, Espuelas y Helen Aguirre. Univision es la cadena de la fachada. Todo lo que interesa es la parte visual. No importa que no haya nada de substancia intelectual. Univision copia; Univision no ofrece nada original porque no tiene el talento humano para producir algo original. Y Univisión es la cadena de las tetas manufacturadas. Pareciera que hay una obsesión con los senos de las mujeres. Son tantas las “estrellas” femeninas de Univisión que se han sometido al aumento de seno. ¿Por que? Es tan necesario ese aspecto de la mujer para llamar la atención y la audiencia masculina? Haganse esta pregunta, ¿como han podido llegar esta gente a donde han llegado? Y no me refiero solamente a las mujeres con expansión de pechos.

 

Permítanme un poco de historia. Lo que ahora es Univisión Radio comenzó como una pequeña compañia de radio en el Valle de Texas con el nombre de Tichenor Media. Esa pequeña compañia fue creciendo y se convirtió eventualmente en Hispanic Broadcasting, HBC. Aunque creció y se convirtió en la empresa de radio en español mas grande de Estados Unidos, siempre mantuvo la mentalidad de empresa pequeña. Siempre fue manejada como empresa pequeña donde se valoraba el talento y la individualidad del empleado. Yo me beneficié mucho de HBC. No solo nos pagaban sueldos excelentes con grandes beneficios sino que nos “regalaban” acciones en la compañía. Esas acciones han garantizado mi futuro. Debo enfatizar que Univisión jamás me regaló un centavo. Lo único que recibí fue mi sueldo. Y todo lo que Univisión me dio, me lo gané con mi trabajo y talento. Desde que HBC se convirtió en Univisión todo cambió. Al menos para mi. Y se que para muchos otros también. Atrás quedó la pequeña empresa y en su lugar apareció una gigantesca corporación. Yo se que algunos se sintieron traicionados. Y no son muchos los que quedan de HBC en la actualidad.

 

Una empresa pequeña usualmente refleja la labor de sus empleados. Una empresa como Univisión refleja la actitud de sus mas altos ejecutivos.  Y debo confesar que esos ejecutivos de Univisión no me impresionan. No hay uno de ellos que jamás haya sido obrero de la comunicación. Son vendedores y el producto que venden es, pues, ellos mismos. Se saben vender muy bien y hacer creer a otros que saben lo que hacen. Pero lo único que hacen es venderse muy bien. Y corren con suerte. Pero no es nada díficil eso. No importa la calidad baja del producto que ofrecen y no importa la mediocridad de sus “figuras” emblemáticas, Univisión tendrá éxito. Al final del dia, los “clientes” no saben distinguir entre una cosa y la otra. Y ese es el gran éxito de Univisión. El público al que le ofrecen su programación.

 

Los ejecutivos de Univisión saben que no tienen que esforzarse mucho para satisfacer las necesidades de información y entretenimiento para la mayoría de los llamados “hispanos” de Estados Unidos. Lamentablemente esa mayoría carece de los mas básicos elementos de analisis y habilidad de procesar información. Con ese bajo nivel de academia, no se requiere mucho para mantenerlos embobados con la mediocridad del ofrecimiento. Es una pena porque aquí en Estados Unidos hay abundancia de talento para producir programas de radio y television. Y yo vivo convencido que si se ofrece calidad en la programación de radio y television, ese mismo público la disfrutará. Pero se requiere algo de talento para producir programación de calidad.

 

Pero regresemos a los genios que controlan esa programación. Esos mediocres que necesitan otros mediocres para poder mantener sus puestos. No se pueden dar el lujo de contratar gente con talento. Eso va en contra de sus intereses y de su seguridad de empleo. Ninguno de los altos ejecutivos de Univisión jamás ha sido trabajador de micrófono; jamás ha hablado por radio; jamás ha producido un  programa de radio o television. Han sido vendedores; “ejecutivos” de ventas. Y contratan consultores para que los asesoren en aspectos de programación. Y estos consultores son también vendedores. Se entienden. Y se necesitan unos a los otros para mantener sus puestos. Y siempre estan atentos a la disponibilidad de otros puestos similares con mejores sueldos en otras empresas. Por eso cambian tanto. Pero siempre hay alguien para reemplazarlos y estos son tambien cortados con las mismas tijeras. Debe haber una fábrica en algun lugar.

 

Y eso me trae a nosotros, los obreros del radio. Los que si producimos programas y hablamos al aire y nos esforzamos por llamar la atención de alguna manera. Ese es nuestro oficio. Somos informadores y entretenedores. Eso es radio: información y entretenimiento. Pero estamos sujetos a esos genios ejecutivos de ventas y sus consultores que no pueden aceptar que nosotros si sabemos lo que ellos jamás sabrán. Y cuando se dan cuenta de eso, pues ellos tienen el poder de eliminarnos. Nos quitan del camino. Somos un peligro, somos rebeldes, somos individualistas. Y realmente queremos entretener al público. Claro que somos egocéntricos. Necesitamos el escenario. Es nuestro elemento natural para sobrevivir.

 

Esa es la diferencia entre los que permanecen en el negocio solo por el dinero y la fama. A mi me encanta el dinero; y me tienen que pagar para que yo trabaje. Pero, en todos los años que he trabajado en este negocio jamás pedí un aumento de sueldo. Siempre acepté lo que se me ofreció.

 

¿No me creen? Les puedo garantizar que es cierto y se puede probar si fuera necesario y estoy dispuesto a someterme a un detector de mentiras si lo desean. Ustedes tienen que comprender que yo nunca he sido motivado exclusivamente por el dinero y nunca he considerado la celebridad como algo importante. Lo único que yo he querido hacer es entreneter al público; satisfacer mi ego. La mayoría de mis colegas solo estan motivados por dinero y la fama. Pero, volvamos a Univision y yo.

 

 

Para prosperar en una empresa como Univisión uno tiene que aprender a venderse y hacerle creer a esos imbéciles que uno es indispensable. Yo no se hacer eso. Yo soy ingenuo. Yo siempre he creido que uno hace su trabajo al máximo de su talento, aplica el máximo esfuerzo y es recompensado segun el resultado. Yo no soy de esos que se convierte en su propio agente de relaciones publicas y se relaciona socialmente con sus jefes. Nunca hice eso. Es notable que durante 18 años y medio y varios cambios de jerarquía, mi trabajo nunca fue objeto de preocupación. Jamas recibí ninguna advertencia relacionada a mi conducta. Se me elogió mucho; se me pago buen sueldo. Ingresé al Salón de la Fama del Radio en Texas. Eso es un gran honor del cual me siento muy orgulloso. Les puedo asegurar que somos pocos los que hemos ingresado al Salón de la Fama.

 

Durante todos estos años jamas se me informó de que mi trabajo estaba en peligro. Todo lo contrario. En todo momento se me evaluaba positivamente. Entonces, ¿que pasó? Pues, Univisión llegó a la conclusion que sus estaciones de radio AM no estaban generando ganancias. O sea, descubrieron la rueda y el agua tibia a la misma vez. Estos genios de Univisión son, pues, ¡geniales!

 

Entonces decidieron que la Cadena Radio Univisión no sirve, es un fracaso. Recuerden esta gente son genios. Juntaron sus cerebros y parieron a Univisión América para reemplazar la Cadena Radio Univisión. Esa cadena no es mas que una version pobrísima de Radio Unica que fue a su vez una porquería que fracasó porque los que la dirigian no sabian lo que estaban haciendo. Ahora Univisión América ofrecera a la Dra. Isabel, la Dra. Aliza, el garage, cuentas claras y al alcalde y a Fernando Espuelas y Helen Aguirre.  Permítanme atreverme a ser un genio también por un momento.

 

Me despiden a mi y a otros que éramos los únicos, según ellos mismos, que teníamos algo de audiencia y popularidad para hacer espacio y colocar en nuestros horarios a una cadena nueva que reemplaza la cadena vieja fracasada ya en dos ocasiones con la misma porquería de programación que fracasó esas dos veces. Y la lógica detrás de todo esto es que es mas facil vender la cadena porque es nacional y alcanza mas oyentes. Les digo esta gente son genios. ¿Y por que no pudieron vender esos programas antes? ¿Y que les hace pensar que ahora si podrán venderlos? Oh, perdón, se me olvidaba, ¡le cambiaron el nombre! Genial, ¿verdad? Supongo que por eso tienen los impresionantes titulos, oficinas y salarios. Y no olvidemos a los consultores.

 

Yo quisiera poder ofrecerles nombres. Pero realmente no los tengo. El Ejecutivo Principal de Univisión se llama Randy Falco y dicen que es muy buen vendedor. El presidente de Univision Radio se llama Jose Valle y también es vendedor. Trabajó con Univision anteriormente y llegó a ser Gerente de las estaciones de Dallas. Lo despidieron por mal comportamiento. Al tiempo llegó a ser gerente de Telemundo en Los Angeles y Univision lo volvió a contratar para la gerencia de las estaciones de Los Angeles y apenas un año después lo nombran presidente. ¿Quien entiende a esta compañía?

 

A mi jamás me preguntaron ni consultaron conmigo sobre esta nueva cadena. Tampoco jamás me preguntaron sobre la vieja cadena. Me prometieron mucho durante estos 18 años y medio pero lo único que me dieron fue el cheque a cambio de mi trabajo. Y eso esta bien. Eso es todo lo que yo realmente esperaba. Para mi familia es mucho mejor el cheque que las promesas.

 

Yo no le deseo mal a Univisión. Por favor no mal interpreten esto. Yo estoy bien, mi familia esta bien y no dependemos de Univisión para nada, ni siquiera para información y entretenimiento. Ninguna de esas dos cosas las hacen muy bien.

Y ahora mi intención es competir contra Unvisión y hacer las cosas mejor que Univisión. Y lo puedo hacer. Lo que he escuchado en estos dias de investigación no impresiona. Es mas, ofende lo que están haciendo; es un insulto. Han confiado dos horas de programación estelar a Helen Aguirre. Esta dama puede ostentar títulos que pueden impresionar a algunos. Sin embargo, con títulos universitarios no se hace un programa de radio. Recuerden, no importa lo que diga quien lo diga, radio es entretenimiento e información. Esta mujer podrá tener la información pero no sabe como entretener con ella. Univisión le ha dado otras dos horas a Espuelas. Y de nuevo, vale eso de tener el talento para entretener. Ninguno de estos dos nuevos artistas de Univisión merecen la atención. 

 

Mi otro gran problema con Univisión es que yo amo a mi pais. Yo amo a Estados Unidos, sus tradiciones, su cultura, su historia. No escondo ese amor; no soy hipócrita. Univisión quiere crear un nuevo país dentro de mi país. Ese ha sido y es y seguirá siendo el propósito de Univisión. Y eso no esta bien. Y por encima de ese propósito esta otro propósito: hacer dinero. En Univisión todo esta relacionado con las ganancias netas. Y después de todo esto aun no entiendo la razon de mi despido o el de otros. Muy facil hubiera sido integrarme a la cadena, o al menos hacerme la oferta. A mi y a otros. No creo se esten ahorrando tanto gasto eliminando mi sueldo y de esos otros que despidieron. Con nosotros se que ganarían mas dinero. Pero, recuerden son ¡genios! Y solo los genios saben porque hacen lo que hacen.

 

El lector seguramente llegará a la equivocada conclusion de que yo estoy resentido. Eso es imposible. Resentimiento es un sentimiento de disgusto o enfado avivado por el recuerdo de una ofensa on un daño. A mi nadie me ha hecho daño. Nadie me ha ofendido. Univisión me pagó mucho dinero al partir. Univisión me ofreció una gran fiesta de despedida. (Y la sigo esperando, sentado.) Univision me pagó mucho dinero por cantar en el Festival de Fiestas Patrias. Imposible sentirme ofendido o dañado. Además, yo soy un hombre feliz y realizado y ahora totalmente libre e independiente.

 

Otros dirán que se trata de envidia. Incorrecto. La definición de la palabra envidia es: sentimiento de tristeza o irritación producido por el deseo de la felícidad o alguna cosa de otra persona. Yo no estoy triste. Todo lo contrario, ahora estoy entendiendo lo que es la libertad e independencia total. No siento ninguna presión o stress que confieso sentía antes. No deseo nada de otra persona. Y absolutamente no quiero caer bajo la batuta de gente inepta. Univisión jamás se interesó en darme a mi una proyección mayor. Y cuando yo menciono Univisión, me refiero a aquellas personas que toman las decisiones en la empresa. Nunca los conocí; jamás intercambiamos ideas o criterios. Yo nunca fuí de Univisión; Univisión nunca se interesó en mi.

 

Yo era parte de Hispanic Broadcasting cuando esta fue adquirida por Univisión. Desde el primer momento supe que mis dias estaban contados. Y eso esta bien. Es mas, Univisión me aguantó mucho mas tiempo del que yo pensaba. Eso se lo tengo que agradecer a los contados ejecutivos de la empresa, todos de HBC, que me apoyaron y evitaron mi despido cuando muchos de los nuevos ejecutivos en Univisión me querían despedir. Todo esto lo supe ahora. Y ya he expresado mi agradecimiento a esos que me ayudaron. Curiosamente, dos de ellos habían sido despedidos antes que yo.

 

Oficialmente mi despido o retiro (como ustedes prefieran) obedece a dos razones. La primera es estrictamente económica. Esa es lógica; se ahorran mi salario y los beneficios. La otra es cuestionable. Me informaron que debido al cambio de programación no había espacio ya para mi. Espacio había; espacio hay. La programación que estan ofreciendo es inferior a cualquier programa que yo pueda producir y conducir.

 

Las noticias que ofrecen por las mañanas son un insulto a la inteligencia. No tienen dirección; carecen de lógica. Pésima edición e inadecuada presentación. Los programas estelares de Espuelas y Aguirre son inferiores en calidad, contenido y estilo a lo que yo puedo hacer. La Dra. Isabel esta haciendo lo mismo que ha hecho siempre y que jamás ha generado un índice de audiencia que valga la pena. Yo tengo en mi poder correos electrónicos para demostrar que Julie Stav, Isabel y todos los programas que venian después jamás generaron audiencia. En uno de esos correos electrónicos mi jefe me dice que sin mi programa la estación no tendría oyentes. El departamento de ventas repetidamente me decía que el único programa que se podia vender era el mio; que yo era el único con ratings.

 

Entonces, ¿cuál es la verdadera razon de mi despido o retiro o salida o separación o como ustedes lectores quieran llamarle? Muy sencillo. Univisión es una empresa comprometida con la reelección de Obama. ¡No! No es eso que ustedes piensan. Politicamente a Univisión no le importa. ¡Y no! Los mas altos ejecutivos de Univisión no simpatizan con Obama mas que con Romney. Pero Univisión como empresa ve que casi el 70% de los “hispanos” favorecen a Obama. Univisión se interesa solo en ese 70%. Son los mismos hispanos que Univisión quiere. Entiendan algo. Univisión solo esta interesada en el dinero de esos hispanos. Esos hispanos representan para Univisión el dinero de la publicidad. Eso es todo. Univisión no quiere dañar, no quiere arriesgar nada que pueda alterar eso. Por lo tanto, si los hispanos quieren a Obama, Univisión quiere a Obama. Univisión quiere ganarle la batalla a todas las otras cadenas. Y lo esta logrando. Además, Univisión quiere llegar a ser la madre de los hispanos. Crear un país dentro del país. Y hay mucha gente en puestos claves de Univisión que son anti-americanos. Y algunos que no lo eran ahora tendrán que ser. Univisión no podia tenerme al aire. Mi posición claramente anti-obamista chocaba con sus planes.

 

No hay rencor, no hay resentimiento. Yo entiendo las reglas del juego. Yo no podia continuar trabajando y recibiendo un salario muy generoso de una empresa cuyos planes van en contra de mis convicciones, mi dignidad y mi integridad.

 

Hace algun tiempo, yo le había informado a mis superiores de mi descontento. En mas de una ocasión yo había solicitado lo que aqui le llaman un paquete de retiro. Cada vez que lo solicitaba, me decían que no. La última vez que lo pedí, me pidieron ellos que les diera un año mas. Eso fue unos 6 meses antes de la separación.

 

Antes de concluir debo aclarar algo. Durante mis casi cuarenta años de oficio y especialmente estos 32 años en Texas, jamás mentí; jamás engañé al público. Y no voy a comenzar ahora. Todo lo que han leido es la absoluta y total verdad y estoy dispuesto a someterme a un detector de mentiras si las personas responsables de Univisión hacen igual. Nunca defraudé porque cada instante en que yo estaba en mi progama apliqué total profesionalismo siempre. Cuando un hombre trabaja como he trabajado yo, puede poner la cabeza en la almohada con total serenidad y tranquilidad. Yo soy mejor persona que esos que toman las decisiones que afectan mi vida.

 

Pero eso ya concluyó. Ya nadie jamás tomará esas decisiones. Solo yo. Ahi les dejo su Univisión. Lamentablemente ese 70% y mas continuarán contribuyendo a que Univisión siga su camino hacia el imperio que quiere crear. Esos tontos, útiles e inútiles continuaran consumiendo lo que Univisión les ofrece. Y continuaran pensando que estan recibiendo calidad. El resto de ustedes entiende. Y usando una de mis frases, “para el que entiende ninguna explicación es necesaria. Para el que no entiende, ninguna explicación es posible.”

 

Comments

baherre's picture
Submitted by baherre on

Yo deje de ser el 70% hace mucho tiempo, un momento q sintonice univision especialmente pora escucharlo en loq era la tremenda radio. y ciertos programas q univision tenia en el aire, pero

a medida q me fui superando, aprediendo ingles e ir a la escuela regularmente, empeze a darme cuenta de mas informacion, y mi vision y la manera de pensar cambio hacia muchas cosas. Como dicen en ingles

tunnel vision minds. y eso lo q esta pasando aqui con  univision, tiene muchas personas de esta clase de audiencia.

Espero q esta labor  q usted esta haciendo y q a estado haciendo desde hace mucho tiempo le de mucha competencia hacia esta compania. No MAS control del 70 % si no mucho menos

Por lo menos yo soy uno menos del 70%. Tengo fe q con la erramienta del internet q usted tiene a su desponibilidad alcance muchos mas, y q lo siguiran. Soy uno menos en el  70@